6 habilidades directivas con mucho futuro

En un mundo repleto de currículums brillantes desde el punto de vista académico, cada vez cobra una mayor importancia las habilidades personales. Se podría pensar que se trata de cualidades innatas, que se tienen o no. Sin embargo, los expertos destacan que son habilidades que se pueden trabajar y mejorar a lo largo de la vida. Por supuesto, si se manifiestan de una manera natural, resultará más sencillo para el directivo. No obstante, en realidad, como casi todo en esta vida podemos aprender y/o perfeccionar. 

Una investigación desarrollada en 2019 por el Foro Económico Mundial ofrece unos resultados muy reveladores, ya que apunta a que el 35% de las habilidades directivas que se necesitaban en aquel momento serán diferentes a las que demandarán las empresas cinco años después. 

Más allá de las habilidades personales concretas, hay un aspecto fundamental para afrontar el futuro que los líderes de las empresas deben asumir con determinación: la apuesta por el aprendizaje continuo. En un mundo tan cambiante, solo la vocación por seguir aprendiendo garantizará el poder estar alineados con las necesidades de cada momento.

Otro aspecto imprescindible para los directivos, ya no del futuro sino de hoy en día es dominar el entorno digital. Algo para lo que, sin duda, resulta de gran ayuda ser un nativo digital, pero es algo imprescindible. Con formación y el empeño necesario es posible adquirir los conocimientos y los hábitos que nos convierta en un profesional 100% digital

Las seis habilidades que los expertos en recursos humanos consideran necesarias para el liderazgo de futuro son: 

  • Capacidad de empatía
  • Vocación inspiradora
  • Actitud colaborativa
  • Habilidad transformadora
  • Talento disruptivo
  • Espíritu resiliente

Los líderes que trabajen a fondo estas seis habilidades estarán en condiciones de ofrecer a sus empresas y a los profesionales con los que colabora un futuro más saludable, sostenible y exitoso


¿Cómo puede la digitalización ayudar a reducir la brecha de género?

AI (Artificial Intelligence) concept. Deep learning. Mindfulness. Psychology.

El Global Gender Gap Report realizado por el Fondo Económico Mundial no deja lugar para la duda. En sus conclusiones, los autores de este informe mantienen que se necesitarían 100 años para corregir las desigualdades de género si se mantienen las condiciones actuales. Es evidente que no podemos permitirnos pasar un siglo más menospreciando el talento del 50% de la población ni perpetuando una situación injusta que nos empobrece moral y económicamente. 

El carácter reivindicativo del #DíaDeLaMujer nos aporta un baño de realidad con un continuo goteo de datos que ponen de manifiesto que, a pesar del camino recorrido en los últimos años, todavía son muchos los agravios pendientes. No es fácil cambiar aspectos que afectan a las costumbres, pero es imprescindible y los beneficios para todos, hombres y mujeres, son más que evidentes. 

El proceso de digitalización en el que estamos inmersos ofrece una magnífica oportunidad para acelerar en el proceso de igualdad de género. Especialmente en el ámbito laboral. La tecnología puede ser un vehículo igualitario por muchas y diversas razones, aunque también hay desigualdades de origen en este entorno que deben corregirse rápidamente. 

¿Cuáles son las oportunidades que ofrece la digitalización para la igualdad?

1) La primera es que es un momento de cambio, que obliga a recomponer muchas cosas en el ámbito de las empresas. Es, por lo tanto, un escenario ideal para corregir desigualdades.

2) La tecnología no prima la fuerza física, por ejemplo. No hay ninguna razón que pueda justificar, por decirlo de alguna manera, situar a las mujeres en un segundo plano.

3) Niñas y niños acceden hoy al entorno digital en igualdad de condiciones y sin trabas culturales. Por lo tanto, sus competencias digitales nativas son idénticas.

4) Este hecho puede contribuir a corregir una situación que se da todavía hoy en el mundo de la tecnología y que no puede continuar. Por tradición, los estudios relacionados con la tecnología han contado con una presencia muy mayoritaria de hombres. Eso afecta también a la presencia de directivas en las empresas tecnológicas. 

5) La digitalización en el ámbito laboral favorece el teletrabajo y abre una puerta a la conciliación familiar y a un reparto más justo de las tareas familiares entre hombre y mujer.  

6) El uso de la tecnología también favorece que procesos, como por ejemplo la selección de personal, se desarrollen sin discriminación ni apriorismos.

A pesar de esta oportunidad, no podemos olvidar que el punto de partida también ofrece datos inquietantes sobre los que hay que actuar. La presencia de la mujer en el sector TIC es muy inferior que la de los hombres. Un 6% de los trabajadores ocupados desempeñar su labor en estas empresas, mientras que en el caso de las mujeres a penas alcanza el 2%. 

Las Administraciones Públicas parecen decididas a utilizar el poder transformador de la digitalización como un aliado para reducir la brecha de género. Uno de los ámbitos en el que realizan un mayor esfuerzo es en el del papel de la mujer como desarrolladora de tecnología. Su presencia en este ámbito hoy es muy minoritaria.

Todo son pasos que permiten avanzar en la dirección adecuada. Durante la pandemia, la digitalización ya ha demostrado la capacidad de desarrollarse con gran rapidez y consolidar su presencia en el día a día de las personas y de las empresas. Hay que aprovechar esa capacidad transformadora para derribar la brecha de género con más rapidez.


¿Qué utilidades tiene la IA en el sector asegurador?

La Inteligencia Artificial (IA) ya está aquí, en el sector asegurador. Pero lo verdaderamente relevante no es tanto el presente como el futuro. Las compañías adivinan diversos procesos y funcionales en las que la IA tendrá un papel protagonista. Como muestra, las declaraciones de José Antonio Arias, director de Innovación de Mapfre al diario ‘ABC’ hace a finales de febrero. El ejecutivo afirmó que el 53% de los 73 proyectos de innovación de su compañía están relacionados con la IA y sus diversas aplicaciones. 

¿Cuáles son esas aplicaciones? Pues son muchas y muy variadas. Aunque, por el momento, solo se ha arañado la superficie del mar de posibilidades que ofrece la Inteligencia Artificial. Nos centraremos en dos de las líneas con más posibilidades y que ya son una realidad: la atención a los clientes a través de asistentes virtuales y el peritaje de siniestros. 

Ambos procesos están vinculados a la digitalización, ya que son soluciones concebidas para dar respuesta a un cliente que cada vez más se mueve en el entorno digital. Por lo tanto, toda la cadena de valor del sector, con los mediadores a la cabeza, deben seguir muy atentos a la evolución de este tipo de iniciativas.

Mutua Madrileña gestiona más de 400.000 mensajes a través de Whatsapp y gracias a su asistente virtual que es capaz de ofrecer respuestas personalizadas. Una opción que mejora de manera continua, sin pausa. La IA se encarga de ello. El asistente de la Mutua atiende y responde a una amplia variedad de consultas, al más puro estilo de Alexa, el asistente virtual por voz de Amazon. 

Eme, que así se llama el ingenio de Mutua, responde a los clientes sobre temas comerciales como consultas sobre productos y también gestiona cuestiones vinculadas a partes de siniestros. Las posibilidades de este tipo de asistentes unidos a la inteligencia artificial son casi ilimitadas. Quizás el techo es la imposibilidad de generar empatía con su interlocutor. 

El otro ámbito de desarrollo de la IA en el que se avanza a pasos agigantados desde el sector asegurador tiene que ver el peritaje. En este caso, es Mapfre quien dispone, probablemente, de la solución más innovadora. Consiste en un software que es capaz de detectar, a partir de fotografías, los desperfectos en la carrocería de un vehículo.

El cliente puede encargarse personalmente desde su smartphone de fotografiar el vehículo y, en tiempo real, el software se encarga en tiempo real de valorar los desperfectos. 

La detección del fraude, la tarificación de productos o la segmentación de productos son otros territorios de la industria aseguradora en la que la IA tiene un amplio recorrido. Habrá que seguir atentos a las próximas novedades, que están ya a la vuelta de la esquina.


Así debemos preparar a nuestra plantilla para la transformación digital

Es fundamental la implicación del equipo de colaboradores y que reciba la formación adecuada

Si queremos tener éxito en el proceso de digitalización de nuestra empresa deberemos prestar una especial atención a las necesidades formativas y a la implicación de la plantilla. Todos los expertos en transformación digital aseguran que este es un punto clave. 

Hay tres aspectos determinantes para enfocar correctamente este proceso con el equipo de colaboradores. 

  • Liderazgo

Como en cualquier proceso de cambio, existe una resistencia natural que es imprescindible vencer para que las cosas progresen adecuadamente. Para ello es muy necesario que desde la dirección de la empresa se asuma el liderazgo del proceso. Con determinación, con actitud positiva e integradora y con un mensaje claro y una vocación divulgativa. Es habitual contratar a uno o más expertos para que aporten un conocimiento específico sobre la digitalización, pero eso no debe significar que el liderazgo del proceso de ubique fuera del equipo directivo. 

  • Comunicación

La plantilla tiene que sentir que forma parte de la transformación digital de la empresa y que su papel es fundamental. No es un concepto vacío, es la pura realidad. La implicación de los colaboradores es determinante para transformar correctamente los procesos de la empresa, definir necesidades e identificar oportunidades. Es básico mantener canales de comunicación abiertos con la platilla para que sea partícipe de como están avanzando y entienda el propósito de la empresa. 

  • Capacitación

El tercer pilar es la capacitación de la plantilla para que puedan desarrollar y potenciar sus habilidades. La adquisición de estos conocimientos es básica para el éxito de la digitalización de la empresa y también una manera de reforzar la implicación de la plantilla en el proceso. La mejora individual es necesaria para el éxito colectivo. En este sentido, es importante identificar, probablemente con el soporte de un experto en la materia, sobre cuáles son las necesidades de cada colaborador. 


10 claves para cerrar la puerta a los ciberataques

Estas son algunas medidas fáciles de implementar y que pueden evitar un ataque informático que puede tener consecuencias graves

Son consejos de fácil implementación. Sin embargo, si los seguimos pueden evitar que suframos un ciberataque de consecuencias imprevisibles. 

  • No dejar lugar al azar

No podemos confiar en la suerte. Es necesario establecer una serie de normas y protocolos de seguridad básicos que deben ser conocidos e implementados por toda la plantilla.

  • Última versión

Es importante tener la última versión de los programas, ya que siempre contienen modificaciones que mejorar la seguridad. 

  • Instalar un antivirus

Es recomendable tener instalado y activo un antivirus, pero es importante concienciar a todos los miembros del equipo que este sistema de protección no significa que podamos olvidarnos del resto de consejos de protección. El antivirus nos protege, pero no hace milagros.

  • Ojo con los correos

Todo el mundo sabe que hay que extremar las precauciones con los correos que nos llegan y que son ‘sospechosos’. A pesar de estar concienciados, lo cierto es que está sigue siendo la puerta de entrada de muchos problemas de seguridad. Concienciemos a toda la plantilla de que se aseguren del riesgo que corren al descargar un archivo adjunto. Hay que fijarse en el emisor y en el dominio desde el que nos remite el archivo. En caso de duda, no descargar nada.

  • Contraseñas que protegen

No debemos tomarnos a la ligera las contraseñas con las que protegemos el acceso a nuestros dispositivos. La recomendación generalizada es que no siempre utilicemos la misma contraseña y que utilicemos una combinación alfanumérica. 

  • ¡Cuidado con los pensdrive!

Muchas empresas no les dan la importancia que merecen y no limitan su uso, pero el pendrive es una de las vías de contagio más habituales. Los virus viajan de un equipo personal, o de una tercera persona hasta uno de los equipos de la empresa. 

  • El teletrabajo exige nuevas pautas

El auge del teletrabajo exige hace que no sea suficiente con que las medidas de seguridad se respeten en el entorno laboral. Debemos concienciar a los miembros de la plantilla de los riesgos y la importancia de seguir siempre una serie de medidas de ciberseguridad. Estén en casa o en la oficina, incluso cuando está usando un ordenador personal que, en principio, no utiliza para el trabajo. Por esta razón es más eficaz enfocar la política de ciberseguridad a partir de concienciar y formar a las personas, ya que de este modo siempre y en todo lugar actuarán de acuerdo con los principios de una conducta ciberresponsable.

  • La formación es necesaria

Por todo lo indicado en los puntos anteriores, es importante que desde la empresa se establezca un plan de formación en ciberseguridad para toda la plantilla.

  • No señalar a nadie

Los expertos en ciberseguridad recomiendan que la dirección de la empresa no señale ni castigue a los miembros de la plantilla que hayan sido víctimas de un ciberataque. El efecto puede volverse en contra, ya que es posible que otros miembros de la plantilla decida no notificar en el futuro que ja sufrido el mismo problema. 

  • Contar con el partner tecnológico adecuado

Este punto puede marcar la diferencia. Un partner tecnológico adecuado servirá para garantizar un entorno seguro y la protección de los datos más sensibles de la empresa. 


¿Qué está haciendo la pandemia por la digitalización de las empresas?

El confinamiento, primero, y las limitaciones en la libertad de movimientos han generado una situación inesperada y transformadora en el mundo corporativo desde la gran empresa a las pymes

En la Semana Mundial Digital 2020 que ha organizado este mes de noviembre el Col·legi de Mediadors d’Assegurances de Barcelona, varios consejeros delegados y otros expertos en diversas materias que participaron en unas interesantes conversaciones sobre el futuro aseguran que la pandemia ha acelerado el proceso de digitalización de una manera tan sorprendente como relevante

De hecho, esta idea es una de las más repetidas cuando se analiza qué efecto dejará la pandemia en nuestro día a día. Es un fenómeno que no solo afecta al mundo de la empresa. En el plano personal, la digitalización también ha avanzado varias casillas en estos meses tan complicados. 

Probablemente, esta es una de las razones que está agigantando el impacto de la revolución digital que estamos viviendo. Un proceso que es muy anterior a la pandemia, pero que las condiciones de vida que ha establecido la presencia del virus se han encargado de agudizar. Si este fuera un fenómeno exclusivo del terreno empresarial o si se limitara a la esfera personal, no se estaría viviendo una aceleración tan exagerada de la digitalización. 

En el guion pre-pandemia, ya se contemplaba un avance de la revolución digital. Pasos adelante que serían especialmente evidentes en las grandes empresas y que, en cambio, no sería tan apreciables en el tejido de las pymes. La realidad ha vuelto a superar a la imaginación del mejor guionista, ya que la velocidad del cambio no ha hecho distinciones por tamaño empresarial. Por supuesto, la gran empresa está dando un salto enorme, pero las pequeñas y medianas empresas están haciendo una verdadera revolución y un inmenso esfuerzo para ponerse al día en el entorno digital. Una apuesta que no era tal, ya que el impulso proviene de la conciencia de muchos empresarios de que la digitalización es en el contexto actual una cuestión de supervivencia

Es difícil ponerle cifras a la magnitud de la transformación digital que estamos viviendo. Aunque en los últimos meses, han aparecido algunos datos procedentes de encuestan o de valoraciones de profesionales que conocer perfectamente la realidad de la evolución digita. Es el caso del CEO de la Escuela de Negocios ISDI, Nacho de Pinedo, que en una reunión con empresarios afirmó que tras el confinamiento “el mundo ha acelerado el equivalente a 6 años en digitalización”

Por otra parte, una encuesta de la consultora EY, el 72% de los ejecutivos reconoce que su empresa tiene en marcha programas de transformación tecnológica. Entre los datos que circulan en el ámbito de la macroeconomía, uno de los que más llama la atención es el afirma que más del el 40% del PIB europeo estará digitalizado en 2021

Así las cosas, habrá que pensar que la pandemia ha contribuido de algún modo a acelerar un cambio que todo el mundo veía como seguro. Quizás será uno de los aspectos más positivos de una situación tan terrible como la que todavía estamos viviendo. Conviene, no obstante, que las pymes no se relajen cuando la crisis sanitaria y las medidas limitantes asociadas sean cosa del pasado. La transformación digital no va a esperar por nadie.


Este es el plan de El Corte Inglés para ser un gigante digital

La enseña fundada por Ramón Areces en 1935 afronta un proceso de transformación para adaptarse a las nueva exigencias de mercado y los nuevos hábitos de compra

La transformación digital es un proceso delicado para cualquier empresa con independencia de su tamaño e incluso de la fortaleza y valor de su marca. Es un proceso delicado porque afecta a las que han sido las bases tradicionales del negocio, las claves de éxitos pasados y de su grandeza. Sin embargo, el tiempo no se detiene. Vivir en un momento como el actual, de cambio de paradigma, coloca entre la espada y la pared la viabilidad de negocios que no hace tanto eran todo un referente. 

Ese es el caso de El Corte Inglés, un gigante de la distribución, con presencia en diversos sectores, entre ellos el asegurador, que pasa por su mejor época. La compañía fundada en 1935 por Ramón Areces ha asumido que su futuro pasa por acertar con el proceso de transformación digital en el que se haya inmersa

No se conocen todos los detalles sobre las intenciones de la empresa española, pero lo que está claro es que en los últimos años se ha visto superado en diversos territorios como la moda, la alimentación, los viajes, … Y ahora, tras el relevo en la cúpula de la compañía, la nueva dirección esta decidida a recuperar el terreno perdido y demostrar que un gigante también puede transformarse con cierta agilidad.

Aunque se desconocen con detalle los planes de la enseña del triángulo verde, algunas cosas han trascendido: 

  • Captar talento digital

La primera es la dirección sabe que la marca está en la obligación de atraer talento con competencias sólidas en el ámbito digital.  Los responsables de la marca saben que cuentan con una plantilla envejecida y sin un perfil ni una formación que se ajuste a las nuevas necesidades. Al margen de captar a nuevos profesionales, también deberán formar a sus actuales colaboradores, o al menos a una parte, para responder a las nuevas exigencias.

  • La baza logística

Los responsables de El Corte Inglés son conscientes de que parte de la batalla se dirime en la capacidad logística para responder con rapidez a los pedidos. Amazon le lleva una gran ventaja y además conocen las claves del negocio como nadie. Pero la empresa española espera que su amplia presencia en todo el territorio nacional le permita tejer una red competente y ágil para plantar cara a sus principales rivales.

  • Reorientar el negocio financiero

Quizás recordando sus propios éxitos, pero también fijándose en la política de Amazon y Google, El Corte Inglés tiene intención de relanzar y reorientar su línea de negocio financiero, en la que se enmarca la distribución de seguros. Se desconoce, no obstante, en que consistirá ese replanteamiento. Pero lo que es seguro, es que estará relacionado con la nueva estrategia digital de la casa. Algo parecido sucederá con el negocio de viajes, que se encuentra arrinconado por la pandemia.